LOS 300 DE IKER JIMENEZ

24 12 2012

cuarto-milenio-5a-temporada300 se escribe rápido. Basta con poner un “3” seguido de dos “0”. En un segundo se logra con cualquier procesador de texto. Y casi el mismo tiempo nos lleva escribirlo a mano. Iker Jiménez ha escrito en estos días “300” en la historia de la televisión, y también en la del periodismo de misterio. La verdad es que hacerlo le ha llevado algo mas de tiempo, años de incombustible entusiasmo y pasión por el “misterio”, de percepción de la realidad como algo mas amplio y trascendente, de compromiso por amplificar esa percepción y darle voz a quienes, cada vez mas, entienden que las probabilidades de lo imposible cada vez son menos improbables. Cuarto Milenio alcanzó en estos días los 300 programas, algo que en la competitiva televisión de nuestro tiempo es casi un milagro. Es el programa mas antiguo de Cuatro TV, el de los decorados asombrosos ahora convertidos en fabulosa exposición, el de las recreaciones que han permitido que visualicemos el misterio acercándonos al umbral emocional e intelectual en el que se situaron los protagonistas reales de lo inexplicable. En ese trabajo, cual orquesta, bajo una acertada dirección, interpretan la partitura decenas de anónimos profesionales que por lo general pasan desapercibidos en los créditos finales. También esos 300 les pertenecen a ellos, y a los cientos de miles de personas, a veces millones, que se conjuran cada semana ante el televisor para insuflarse aliento al programa. Honestamente, y al margen de las diferencias de criterio y estilo, de los enfoques a la hora de comunicar y de todos aquellos matices que se quieran introducir en la valoración del producto, entiendo que CM ha sido muy positivo, revitalizador y dignificador para el periodismo de frontera en nuestro país, algo que a pesar de los 300 programas ya realizados intuyo que puede continuar haciendo.

Siempre he pensado, y mas de una vez lo he dicho públicamente, que Cuarto Milenio es, en conjunto, por su estética y acabado, un programa de premios y reconocimientos no concedidos.  Ha hecho méritos más que suficientes para llenar una vitrina de reconocimientos, pero su ausencia evidencia, a mi juicio, el gran mérito de lograr capear saludablemente el escenario de prejuicios en el que le toca desenvolverse. Cuarto Milenio, al igual que algún futbolista, es  por méritos propios el programa de los récord, y este tiempo sus reporteros han recorrido de punta a punta el país convirtiéndose en notarios de lo insólito. Lo han hecho profesionalmente, empeñados en ser honestos con la realidad, con los hechos que reportajeaban, tirando del hilo del misterio sin olvidar los contextos, las opiniones, las dudas…pero sobre todo eso, lo han hecho sembrando amigos allí por donde han pasado. ¿Errores..? sin duda lo ha habido y los habrá, pero es perceptible que jamás han pretendido ni se han presentado como perfectos, infalibles ni definitivos. Entiendo que Iker contempla Cuarto Milenio como algo mas que un trabajo, como algo mas que un producto de entretenimiento gestado en un mundo tan efímero como el de la televisión. Iker ha querido y ha logrado, con la incuestionable e imprescindible participación de Carmen Porter, que Cuarto Milenio tenga alma. Y el alma, según nos dicen, es inmortal.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: