Corazones sincronizados al andar sobre las llamas en San Pedro Manrique

5 05 2011

Cuando días atrás tuvimos conocimiento de esta investigación publicada en la revista científica Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, decidimos esperar prudentemente a las valoraciones de otros expertos. Pero a la vista de la tibieza con la que la noticia ha sido recibida, uno vuelve a comprender que las sutiles repercusiones de hallazgos como el que nos ocupa no son fáciles de abordar y discutir en los ámbitos científicos, al menos sin poner en riesgo la respetabilidad y otros intereses. Se plantea la sincronización cardiaca, pero ¿cómo se produce? ¿mediante wifi…? Ese es el aspecto más apasionante y al que nadie quiere hincarle el diente. La noticia la copiamos aquí tal como la distribuyó Europa Press el pasado 2 de mayo.

Los andadores sobre fuego de San Pedro Manrique sincronizan el corazón con sus íntimos Un equipo danés de investigadores ha descubierto que durante las fiestas del ‘Paso de fuego’ de la población Soriana de San Pedro Manrique, quienes caminan sobre el fuego sincronizan su tasa cardiaca con la de los familiares y amigos que los observan durante este acto ritual sobre el carbón. El trabajo se publica en la edición digital de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS). Los investigadores, dirigidos por Ivana Konvalinka del Centro de Neurociencia Funcionalmente Integrativa de la Universidad Aarhus en Dinamarca, equiparon a los participantes y espectadores con monitores cardiacos en una ceremonia anual de caminantes sobre fuego en la población de San Pedro Manrique (Soria) para cuantificar la conectividad social que subyace a los rituales de una comunidad. Utilizando una técnica matemática, los investigadores determinaron que los cambios en las tasas cardiacas de quienes caminaban sobre el fuego a lo largo de la ceremonia estaban sincronizadas sólo con las de los miembros de la familia o los amigos más cercanos que observaban el ritual, en patrones que diferían de los observadores no relacionados. La técnica distingue entre los cambios en los ritmos cardiacos y los repuntes de adrenalina que un individuo podría experimentar como espectador casual de aquellos cambios experimentados por los observadores que comparten un vínculo emocional con el participante descalzo. Según los autores, estos patrones únicos reflejan la sutil actividad cardiaca asociada con la experiencia emocional compartida de los individuos, y demuestran que los individuos emocionalmente vinculados pueden también estar vinculados por vías fisiológicas. Los autores proponen que la investigación demuestra un nuevo método para la cuantificación de la fisiología de la experiencia compartida que se puede producir durante los rituales sociales

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: