La Isla Perdida, reseña de San Borondón

27 06 2009

Portada "La Isla Perdida"

Portada "La Isla Perdida"

Hace unos días tuvimos la oportunidad en CRÓNICAS DE SAN BORONDÓN de viajar hasta la mítica isla de San Borondón a través de las páginas de un nuevo libro, una obra que bajo el título “La isla perdida” y el elocuente subtítulo “Memorias de San Borondón desde La Palma”, nos ofrece una puesta al día sobre el estado de la cuestión descubriéndonos novedades sin duda interesantes.

Sus autores, Manuel Poggio Capote y Luis Regueira Benítez comparten profesión y pasión por la escurridiza tierra, y lo dejan bien claro en este original libro publicado por “Cartas Diferentes Ediciones” con el patrocinio de instituciones como el Ayuntamiento de Breña Alta o el Cabildo Insular de La Palma. ¿Es posible brindar novedades a cerca de un asunto sobre el que se han escrito unas cuantas decenas de libros y centenares de artículos? La respuesta es evidente a la vista de “La isla perdida” de Poggio y Regueira, quienes abordan el asunto de manera multidisciplinar, descubriéndonos por ejemplo el sello que la isla fantasma ha dejado en la toponimia de La Palma o como marca identificativa.

Resulta ejemplarizante del poder evocador de la isla los numerosos ejemplos que los autores recogen en su obra de la mítica tierra como inspiradora de artistas, y creemos que no exageran en absoluto al agruparlos en lo que han dado en llamar “academia borondoniana”. Pintores, fotógrafos, músicos, novelistas y poetas, nos han permitido viajar hacia una tierra sólo accesible en determinados momentos, recreando un espacio que de acuerdo con la casuística antigua fue visitado ocasionalmente y de manera involuntaria por algunos testigos privilegiados. Quienes lo intentaron a posta, es decir, quienes quisieron localizar y conquistar este etéreo espacio, no lo consiguieron. De esas expediciones se da cumplida cuenta también en la obra que reseñamos, descubriendo que el siglo XVI acumula un buen número de intentos, aunque los portugueses ya lo habían intentado desde finales del siglo XV. Son dos expediciones desde La Palma, ambas en 1570, las que más amplio tratamiento tienen en este libro, que además recoge al menos otras dos sugerentes aportaciones. La primera tiene que ver con testimonios modernos, actuales, de la observación del fenómeno de San Borondón, incluso con grabaciones y fotografías, mientras que el segundo es un elogiable intento por buscarle una explicación a esas y otras observaciones desde la ciencia, con el auxilio de dos astrónomos del IAC en el Roque de los Muchachos.

Nos encantaría dar aquí todo tipo de detalles, pero estamos convencidos que merece mucho más la pena que ustedes los descubran como lectores de la obra que venimos referenciando, una lectura aconsejable que sin duda disfrutarán.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: